Rabietas…
o el periodista tiene siempre la culpa

index
Mi aporte al debate…

Ya no veo noticieros en la televisión. Hubo un tiempo en que los veía todos. El del mediodía. El de la noche. Pero algo pasó. Apareció Internet y de pronto las noticias eran… algo que no era noticias.

Mi intoxicación informativa fue gradual. Primero me empezó a apestar el tono condescendiente de algunas noticias. Luego, el pasar un informercial de la telenovela de turno como si fuera “noticia”. El alargue interminable del noticiero de la una. Y, finalmente, el pecado más grande que puede cometer un medio: ocultar información.

Es que da rabia. Para uno que estudió cinco años de periodismo. Que cree que aprendió cómo se hace el buen periodismo. Que en un momento pensó en un “ideal” de informativo. Que se tragó enteras películas como “Network” y “Detrás de las noticias”.

Por eso las rabietas. Acá hablaremos de medios, de noticias, de ocultamientos, de campañas encubiertas, y en general, de cosas que dan rabia.

Porque, a fin de cuentas, sigo siendo periodista.